Diputado de Caridad

Rate this post

CAPITULO IX

OBLIGACIONES Y COMETIDOS DE LOS DIVERSOS CARGOS
Regla 71ª

 Al DIPUTADO DE CARIDAD corresponde:

 a) Informarse de las posibles necesidades de orden material o espiritual que padeciese algún miembro de la Hermandad y tratar de solucionarlo, bien por sus propios medios o llevando el problema a la Junta si éste fuera de considerable envergadura, y buscar sino la persona idónea para la resolución del caso para tratar de solucionarlo.

b) Presidir y coordinar la Bolsa de Caridad, distribuyendo entre sus miembros las funciones y trámites a desarrollar en el ejercicio de sus obligaciones.

c) Promover y alentar entre los hermanos de la Hermandad su colaboración en la labor asistencial, animándoles a formar parte de la Bolsa de Caridad.

d) Será el administrador y responsable de los fondos de que disponga la Bolsa de Caridad, llevando un libro de Caja dónde se reflejen los ingresos y salidas de dinero de que disponga, que principalmente serán:

1.- La Hermandad asignará como cuota fija para la BOLSA DE CARIDAD, un         tanto por ciento de la totalidad de los ingresos del ejercicio. Será la Junta de Gobierno, oído el informe del Diputado de Caridad, la que determine cada año el porcentaje que se destina para tal fin. En todo caso, este porcentaje  nunca será inferior al cinco por ciento.

Para su correcta aplicación, la cantidad resultante, se imputará como gasto en los Presupuestos Generales de la Hermandad,  procediéndose por el Sr. Mayordomo, al cierre de cada ejercicio a su regularización.

2.- A propuesta del Diputado de Caridad, la Junta de Gobierno podrá destinar las partidas o cantidades  que fueren necesarias para dar solución a los  problemas que se le planteen.

3.- La Junta de Gobierno podrá conceder autorización para que la BOLSA DE CARIDAD haga uso de determinados ingresos propios de la Hermandad, tales como Flamero, Limosneros, etc. En tales casos, los ingresos que se produzcan, tendrán la condición de RECURSOS DIRECTOS DE LA BOLSA DE CARIDAD, y no serán contabilizados por la Hermandad.

4.- Los donativos que para tal efecto les sean entregados.

e) Se procurará atender principalmente los casos de necesidad de cualquier hermano, sin detrimento de que se pueda hacer con cualquier persona o familia ajena a la Hermandad.

f) Los miembros de la Bolsa de Caridad, se designarán con lo establecido en la Regla 73ª, referente a Comisiones Auxiliares.