Entrevista a NHD FRAY JOSÉ MANUEL DE LA CRUZ

Entrevista a NHD FRAY JOSÉ MANUEL DE LA CRUZ
5 (100%) 2 votes

Hoy en la edición de ABC Sevilla en papel y en la edición digital sale una entrevista que le realizaron. La entrevista original es un poco más densa y la reproducimos íntegra a continuación.

1. ¿Qué día ingresaste en el monasterio? Después de las visitas en la hospedería del monasterio, hice el mes de experiencia el 15 de septiembre y el ingreso ya como postulante desde el 2 de noviembre de 2015.

2. ¿Recuerdas cómo fue ese primer día? ¿Cuáles fueron tus sensaciones? Recuerdo y sigo experimentando esa misma paz y gozo de saberse liberado del mundo y estar solo en Dios… Al principio me costaba adaptarme a levantarme a las 4 de la mañana para empezar con el primer oficio de alabanza en la iglesia, pero después me adapte bastante bien. Volví a ser como un niño… la verdad que todo me sorprendía y todo era nuevo… deseaba que pasarán rápido las pocas horas de descanso por la noche para volver a levantarme para seguir alabando y orando en la iglesia o en el escritorio del noviciado empapándome de la Lectio Divina…

3. ¿Echas de menos a tu familia y amigos? Siempre se echa de menos a la familia y a los buenos amigos, pero es algo que se lleva bien por haberlo hecho por el Señor, están mas cerca de lo que uno cree… Lo que si confieso que me costó al principio fue el separarme de mis Hdads de las que soy hermano desde niño, el no ver al titular que has visto durante toda la vida y has crecido mirándolo y compartiendo tantos momentos sobre todo el Domingo de Ramos el día de su salida, es un sentimiento difícil de explicar que solo los que son verdaderos cofrades pueden imaginarse lo que es estar lejos de su devoción los días marcados de semana santa sin verlos.

4. ¿Cómo era tu vida antes de entrar en el monasterio? ¿A qué te dedicabas? ¿Qué vinculación tenías con la Iglesia? Era un joven normal como otro de mi edad, estudie y me gradué como Técnico de Sistemas Microinformáticos y Redes, de lo que más tarde estuve trabajando en una importante empresa internacional. Lo que sí era bastante inquieto, siempre en movimiento, haciendo mil cosas, involucrado en proyectos y mil aventuras. Con gran inclinación a la evangelización a los jóvenes donde desde los 14 años estuve siempre rodeado de niños y jóvenes, en catequesis, en la parroquia, en el Movimiento Cristo Joven como monitor, de campamentos y muchas actividades… El mundo cofrade desde siempre marcó mi vida (e incluso llegue a tener el honor de ser miembro de junta de gobierno de mi Hdad de la Borriquita y la Sacramental del Dulce Nombre de la Parroquia de la Oliva) y mi amor por el arte y las tradiciones de nuestra tierra. Aunque hay de destacar el mundo de los medios de comunicación donde desde los 18 años empecé a dirigir y presentar un programa de televisión semanal sobre las Hdads y Cofradías llamado “Al cielo con Ella” en el canal católico María Visión y muchos otros programas y trasmisiones de eventos y líos en los que me metían, los últimos años colaborando en Radio María en algunos programas como en el de “Empápanos” dedicado a los jóvenes y las jornadas mundiales de la juventud que tanto me marcaron… No pararía de contar cosas… la verdad no he desperdiciado el tiempo lo viví al máximo.

5. ¿En qué momento te diste cuenta de que tu vida tenía que dar un giro? Como a toda persona le llegan sus crisis y momentos muy duros que atravesar, y son en esos momentos cuando se tienen que tomar decisiones para redirigir tu vida hacia lo autentico, lo verdadero, aquello por lo que hemos sido creados, buscar esa vida que te llene y dar sentido a todo, y para eso hay que abajarse mucho y abandonarse y buscar la voluntad de Dios. Hay una frase de San Juan de la Cruz que lo define muy bien: Baja, si quieres subir; Pierde, si quieres ganar; Sufre, si quieres gozar; Muere, si quieres vivir.

6. ¿Te fue difícil tomar esa decisión? ¿Qué te dijeron tu familia y amigos? La decisión no fue ni fácil, ni difícil, no había mucho que pensar era la respuesta que Dios me daba a lo que quería de mi y tanto le gritaba, esto nunca estuvo ni en mis planes, ni en mi pensamiento pero si en el suyo, solamente me deje seducir y le seguí con valentía dejándolo todo. Muchos familiares y amigos no se lo creían cuando se lo decía pero me apoyaron todos desde el principio.

7. ¿Eres feliz? ¿Qué has encontrado en tu nueva vida? Rotundamente si soy muy feliz pero no de la felicidad que da el mundo, más bien la alegría y el gozo de estar donde tengo que estar, por aquel que me lo ha dado todo. Lo que más destaco es la vida en comunidad, un gran regalo y Don de Dios… una gran familia donde caminar hacia la meta, día a día, paso a paso, aprendiendo constantemente, purificándome y creciendo personal y espiritualmente. Es una vocación que conecta directamente con Dios atreves del hermano, la alabanza, la oración, la Palabra, el trabajo manual, la creación…

8. ¿Por qué elegiste la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia? jeje no elegí esta orden, Él me eligió para estar en esta orden… En el verano del 2015 necesitaba una respuesta a muchas preguntas y me acorde que un amigo me hablo de un monasterio al que iba a veces y concretamos pasar una semana en la hospedería del monasterio, y al entrar en contacto con este estilo de vida, con los monjes, con esta maravilla de naturaleza de la sierra de Hornachuelos, sinceramente me cautivo… y ya no pode ser el mismo, todo me decía que tenía que estar ahí, y más tarde al vivir la orden, la regla de San Benito, me di cuenta de cuanto me daba… esta era la respuesta…

9. ¿Cómo fue la adaptación a tu nueva vida? Diría que bastante bien aunque parezcan todos los días iguales, cada día es distinto y cada día es un mundo, aquí el tiempo no existe.

10. ¿Cómo es tu día a día en el monasterio? ¿Qué trabajos realizas? Nos levantamos a las 4 de la madrugada para empezar con los momentos de oración comunitarios que son 7 los momentos de oración a lo largo del día en los que nos reunimos la comunidad para alabar al Señor en el coro de la iglesia. Tenemos un horario muy bien estructurado que hace aprovechar mucho la jornada siendo muy equilibrada y marcada por el toque de campanas. Por la noche previamente antes de la misa de 7 de la mañana y después de Tercia a las 8:15 dedicamos largos momentos de Lectio Divina en el escritorio monástico, lectura, meditación, oración y contemplación de las sagradas escrituras, Después los novicios tenemos las clases en el noviciado. Nuestra jornada también está marcada por el trabajo manual, que realizamos por la mañana y por la tarde, en concreto en una lavandería industrial que tenemos donde realizamos todo el proceso desde el lavado, secado, planchado, doblaje y empaquetado de ropa. Las comidas las realizamos toda la comunidad en el refectorio donde mientras se come en silencio un hermano lee, para no solo alimentar el cuerpo sino también el alma. La comunidad nos solemos reunir ya después de la cena en la sala capitular donde tenemos el encuentro con el superior donde nos formamos, y se tratan las noticias respecto a la comunidad. Continuadamente nos dirigimos a la iglesia para completas el ultimo momento de oración del día donde terminamos con la salve a la virgen de las Escalonias. Y ya descansar y a aguardar vigilantes el nuevo día.

11. ¿En qué lugares no podéis hablar? El silencio es uno de los valores más apreciados por el monacato, guardamos silencio en los claustros, los momentos de oración personal, en la iglesia… sobre todo el gran silencio que se guarda silencio desde completas hasta después de la misa del día siguiente.

12. ¿Cada cuánto tiempo ves a tu familia o amigos? ¿Cuándo ha sido la última vez que has salido del monasterio? La familia suele venir cada 2 o 3 meses a visitarme y a pasar un día por la maravillosa hospedería que tenemos y disfrutar también de toda esta naturaleza que nos rodea, algunos amigos también lo han hecho en este tiempo.

13. He leído en la web del monasterio que en septiembre iniciaste el noviciado canónico, ¿cómo es el proceso desde que llegas aquí y hasta que te conviertes en profeso? ¿Cuánto tiempo tiene que pasar? El proceso es largo y poco a poco, se empieza con un mes de experiencia, posteriormente un año de postulantado, donde se realiza a la mitad del mismo la vestición del habito de novicio, al año del postulantado se inicia el noviciado que suele durar unos 2 años hasta realizar la profesión temporal durante la formación temporal durar unos 3 años hasta realizar la profesión solemne normalmente, aunque todo ello está regulado por las constituciones.

14. Tengo entendido que eres el más joven de la comunidad, ¿qué tal se lleva eso? ¿Has sido también el último en ingresar en el monasterio? Bueno se lleva bastante bien aquí todos somos hermanos iguales para todo, pero el ser el más joven pues se lleva con más responsabilidad y generoso servicio viviendo el momento presente. Recientemente ingreso un nuevo postulante, actualmente componemos la comunidad 10 hermanos.

15. ¿Cómo se ve el cielo desde el remanso de paz del monasterio? Es impresionante ver este manto de estrellas que nos regala este lugar tan privilegiado, sin contaminación de ningún tipo, con aire muy puro, lleno de naturaleza y paz. Cada vez que paso por los claustros me encanta mirar al cielo, recodando lo pequeños que somos y fijando la mirada allí hacia donde tenemos que ir… al cielo…